¿#SabíasQue ahora también puedes pagar con, Divisas, Bitcoins y otras 40 Criptomonedas? Te invitamos a visitar CauchosYa Internacional.

Entérate de primero

Suscríbete a nuestro boletín de noticias hoy.

Close
(+58) 241 871 7097(+58) 241 871 6042Contáctenos
0item(s)

No tiene artículos en su carrito de compras.

Product was successfully added to your shopping cart.

¿Por qué las velocidades de tu vehículo no entran correctamente?

Seguro que te habrá pasado alguna vez, especialmente si tu vehículo ya tiene unos años: vas a meter primera o retroceso y, directamente, no entra o está excesivamente dura la selección. Antes que comenzar a pelearse con la palanca de cambios y volver a intentarlo una y otra vez —ojo, que suele funcionar hacerlo así— te vamos a explicar un truco muy sencillo para ahorrarte esfuerzos y tiempo.

Si no puedes introducir ninguna de esas dos velocidades, opta por usar otra. Es decir: qué, por ejemplo, no entra la primera; pues selecciona segunda y, sin ni siquiera soltar el clutch vuelve a introducir primera.

¿Por qué? El problema lo origina el desalineamiento de los dientes de los engranajes del cambio y, al hacer ese movimiento con la palanca, lo que logras es que todo se coloque adecuadamente.

Podría ocurrir que ni siquiera así lo lograrás. Entonces, sigue el mismo procedimiento pero, con el motor arrancado, suelta algo del recorrido del clutch y avanza unos centímetros. Como si fuese un milagro, comprobarás entonces que la velocidad que no podías seleccionar ya así queda «desbloqueada».

Si esto te ocurre con frecuencia, el problema estará en la fatiga del material, de los engranajes del cambio o en una deficiente lubricación de la transmisión. Como primera opción, y por su menor costo,  convendrá siempre despejar esta última incógnita, para lo que bastaría con sustituir el aceite del cambio.

Otra situación podría darse si las velocidades no entran en frío, pero en caliente el cambio trabaja con absoluta normalidad. Entonces, el problema seguirá estando en la lubricación, por lo que es necesario recurrir a un lubricante con una viscosidad adecuada.

En sentido contrario, si el cambio traquetea en marcha, el problema estaría en que la viscosidad del lubricante sería muy baja, de modo que la solución es irse a viscosidades elevadas

 

Fuente: http://www.autopista.es/

Deja un comentario

Disculpa, debes identificarte para escribir un comentario.