Aprovecha por tiempo limitado nuestro envío gratuito..

Entérate de primero

Suscríbete a nuestro boletín de noticias hoy.

Close
(+58) 241 871 7097(+58) 241 871 6042Contáctenos
0item(s)

No tiene artículos en su carrito de compras.

Product was successfully added to your shopping cart.

¿A cuántos inyectores afecta una avería en el sistema de inyección?

Habitualmente cuando un inyector sufre una avería lo hace de manera individual pero no es extraño, dependiendo del problema que haya provocado la avería, que se origine un fallo progresivo o común en varios inyectores del vehículo.

Es mucho más probable que al fallar uno se averíen los demás inyectores y aunque siempre es posible tratar de repararlos o reemplazarlos uno a uno, en este caso, y en los que la avería es por desgaste natural de los elementos, es muy recomendable sustituirlos todos a la vez para mantener el motor protegido y equilibrado.

¿Qué síntomas puedo detectar en mi vehículo si fallan los inyectores?

Generalmente una avería en los inyectores del automóvil se detecta mediante un descenso considerable en la potencia del motor, cuya velocidad máxima queda bastante limitada pese a sufrir un aumento notable en el consumo habitual de combustible.

En el caso de los inyectores presenten desgaste u obstrucción, notaremos que nuestro vehículo da tirones durante la marcha, puede llegar a pararse o desprender olores que podríamos asociar al combustible sin quemar.

Sin embargo, si el origen de la avería en los inyectores tiene que ver con que alguno de los elementos del sistema se ha quedado permanentemente abierto, percibiremos fácilmente la expulsión de humo negro a través del tubo de escape y encontraremos las bujías mojadas.

Cuando sospechemos que pueden estar fallando los inyectores de nuestro vehículo es recomendable acudir a un centro donde tengan un terminal de diagnóstico que nos indique a tiempo qué inyector o inyectores están dando problemas.

No es recomendable forzar el vehículo si nos encontramos en alguna de estas situaciones; lo ideal es trasladarlo al taller más cercano para evitar que el problema pueda ir a mayores. Esto es especialmente importante si sospechamos que uno o varios inyectores se han quedado abiertos, pues pueden causar daños serios al catalizador (si nuestro vehículo lo lleva) y en los cilindros, engrosando de manera notable el costo de la reparación.

Deja un comentario

Disculpa, debes identificarte para escribir un comentario.